"Tu palabra es la verdad” (Juan 17:17) "





L

¿Qué representa esta montaña? ¿Por qué tiene que “partirse por en medio” y convertirse en dos montañas? ¿Y por qué dice Jehová “mis montañas”? (Zac. 14:5.) En la Biblia, las montañas pueden representar reinos, o gobiernos. Y la montaña de Dios se relaciona con bendiciones y protección (Sal. 72:3; Is. 25:6, 7). Por tanto, “la montaña de los olivos”, sobre la que Dios se pone de pie, representa la soberanía universal de Jehová, es decir, su derecho a ser el Gobernante Supremo del universo. ¿En qué sentido se parte en dos “la montaña de los olivos”? La montaña, situada al este de Jerusalén, se parte en el sentido de que Jehová establece un nuevo gobierno: el Reino mesiánico. Este gobierno secundario también pertenece a Dios, aunque él lo pone en manos de Jesucristo. Por esa razón, cuando “el monte de los Olivos” se divide y forma dos montañas, Jehová las llama “mis montañas” (Zac. 14:4, nota; 14:5). w13 15/2 3:8, 9
TK